info@fpfe.org

tel. 91 319 92 76

La sexualidad de los jóvenes con discapacidad intelectual tiene que dejar de ser tabú

Posteado en dic 12, 2014
La sexualidad de los jóvenes con discapacidad intelectual tiene que dejar de ser tabú

La FPFE ha presentado junto con FEAPS las conclusiones del proyecto europeo Keep Me Safe sobre prevención del abuso sexual a jóvenes con discapacidad intelectual, un programa que parte de la defensa del derecho de todas las personas a vivir la sexualidad de manera placentera y sin riesgos.

“Tenemos derecho a decir que sí o que no” (video)

El abuso y la violencia sexual contra personas con discapacidad intelectual es un problema grave del que sin embargo no se tienen suficientes datos. A ello contribuye la falta de reconocimiento del derecho a vivir la sexualidad que tienen las personas con discapacidad, la falta de atención específica de las administraciones públicas, la ausencia de metodologías formativas concretas o de protocolos de actuación.
Estos vacíos son los que el proyecto Keep Me Safe ha empezado a abordar mediante la formación a jóvenes, sus familiares y los profesionales implicados con ellas/os, junto con el impulso a la capacidad de las asociaciones para que puedan desarrollar intervenciones y la recopilación y análisis de la normativa sobre el tema.

Emblem_Project Keep me Safe_May2013

Para Irene Donadio, responsable del proyecto europeo por parte de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF), el trabajo realizado permite abrir un espacio de protección muy importante, pero también hacer evidente que la protección por sí sola no es suficiente: “hay que crear al mismo tiempo espacios de libertad y autonomía”. Justa Montero, responsable de la FPFE en este proceso, ha criticado que la sexualidad, un derecho humano tan obvio, esté rodeado de mitos y prejuicios especialmente cuando tiene que ver con jóvenes con discapacidad intelectual, “cuando en realidad lo que crea problemas es silenciarlo y no reconocerlo”, y ha resaltado que este proyecto ha dejado al descubierto una “demanda enorme e insatisfecha de formación y de atención”.

En el proyecto han participado 13 organizaciones miembro de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF) de Bélgica, Alemania, Irlanda, Holanda, Portugal, Reino Unido, Chipre, Dinamarca, Letonia, Macedonia, Rumanía. En España, el proyecto está coordinado por la Federación de Planificación Familiar Estatal en partenariado con FEAPS.

 

Enhanced by true google 404 wordpress plugin