info@fpfe.org

tel. 91 319 92 76

“Hay que rescatar de la invisibilidad la situación extrema de millones de mujeres”

Posteado en dic 3, 2015
“Hay que rescatar de la invisibilidad la situación extrema de millones de mujeres”

“Sólo el 0,5% de la ayuda humanitaria se dedica a la salud sexual y reproductiva de las mujeres”.  Es sólo uno de los datos sobre los que advierte Luis Mora, responsable de género, derechos humanos y cultura de UNFPA, y que arroja el informe que anualmente publica el Fondo de Población de Naciones Unidas  y que se acaba de lanzar en Madrid bajo la organización de la FPFE, socia de UNFPA en nuestro país.

El LanzamientoMadrid1informe sobre la población mundial está centrado este año en la situación de las mujeres y niñas en las crisis humanitarias. Porque si tras la Segunda Guerra Mundial 940 millones de personas vivían en áreas de conflicto y en 1956 eran 210 millones, hoy la cifra asciende a mil millones de personas. Son el 14% de la población mundial. De ellas, más de cien millones de personas han necesitado asistencia humanitaria durante 2015, de las que una cuarta parte son mujeres de entre 15 y 49 años.

Unas mujeres que sufren doblemente: por el desplazamiento, y por la violencia ejercida contra ellas por ser mujeres. En palabras de Luis Mora, “Más o menos la mitad de la población que se desplaza son mujeres y niñas. De ellas, un número muy importante están en edad reproductiva. Y en demasiados casos son utilizadas como arma del conflicto. Son víctimas de violencia sexual, y no tienen acceso a servicios básicos como emergencias obstétricas, atención al parto, acceso a la contracepción y a retrovirales. Todo esto hace aumentar de manera importante la mortalidad”.  Por ello el informe UNFPA reclama que la prevención sea una prioridad en la acción humanitaria. “Sólo el 5% de la ayuda humanitaria se dedica a la prevención, y se paga así una factura mucho más alta cuando hay que afrontar las respuestas inmediatas”.

Un acción humanitaria que es necesario que no siga estando desconectada de los procesos de desarrollo y que preste especial atención a la resiliencia :  “una niña palestina ha sufrido tres guerras en sus siete años de vida”. Esto significa una cronificación del trauma que debe abordarse mucho más allá de los apoyos puntuales en opinión del represente de UNFPA.

Mª Ángeles Plaza, del servicio de atención psicológica de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR),  defendió la importancia de la intervención específica con mujeres en los países de acogida, ya que se está constatando que en los trayectos y también en los campamentos de refugiados son víctimas de abusos sexuales, de venta de niñas, de crímenes de honor y de matrimonios forzados. Por eso Luis Enrique Sánchez, presidente de la FPFE, ha reclamado el aumento de las partidas para salud sexual y reproductiva en la cooperación al desarrollo, y la participación en la acogida de las organizaciones que en nuestro país son especialistas en este ámbito. De hecho, el informe UNFPA señala la falta de conocimientos especializados en género de muchos equipos de primera respuesta en las crisis humanitarias. Cristina Juarranz, directora de cooperación multilateral de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID), ha señalado por su parte que la crisis está cercenando los derechos sexuales de mujeres, niñas y adolescentes.

Lee el informe completo pulsando aquí

Enhanced by true google 404 wordpress plugin